La prima de riesgo (explicada para todxs)

Llevamos semanas en las que los medios de comunicación nos escupen cifras a todas horas: los miles de millones de euros que está recortando el gobierno del PP, el IVA que ha subido el mismo gobierno a partir del 1 de septiembre, el índice del IBEX35… y, por supuesto, la ya famosa prima de riesgo. No, no hablamos de los millones de personas a los que afectan estos números, no merecen la atención de los titulares. Los auténticos dramas parecen esconderse detrás de las matemáticas que nos muestran cifras de color verde o rojo.

La prima de riesgo está estos días disparada, nos la meten hasta en la sopa. Hoy sube, mañana también, hasta llegar a récords nunca vistos pero que poco significan para el común de los mortales. Está en las conversaciones de mucha gente, pero, ¿qué es la prima de riesgo?

Cuando un país necesita hacer frente a unos gastos superiores a los que puede pagar o quiere realizar inversiones a medio y largo plazo, necesita que le presten dinero. Igual que si yo ahora mismo quisiera remodelar la cocina: no tengo dinero suficiente y necesito que me dejen pasta. Hasta aquí, bien, ¿no?

Para que los inversores le “presten” dinero a un país, éste debe emitir títulos de valores. Esos títulos son lo que se conoce como deuda pública. Claro, el truco está en la palabra “prestar”, ya que los inversores no prestan dinero si no es a cambio de un recargo.

Vayamos por partes: España quiere dinero, va al mercado del dinero (mercados nacionales o extranjeros de fondos) y lo pide. Los inversores (personas de traje con mogollón de pasta) le dicen a España: “Vale, te ‘presto’ dinero a cambio de un recargo”.

Cuando España pregunta cuál es el recargo, cada inversor le dice una cifra diferente (ésta es la teoría, porque en la práctica parece que todos dicen una cantidad sospechosamente parecida). Esa cifra se basa en si los inversores creen que España va a poder devolver o no ese dinero que le “prestan”: si creen que no lo va a devolver en el tiempo fijado, habrá menos inversores dispuestos. Por lo tanto, depende de la opinión de unos tíos de traje con mogollón de pasta. España acepta o no esa cifra y se vuelve o no con el dinero que necesitaba.

¿Cómo se calcula ese recargo? Aquí es donde el tema se pone interesante. Para crear un índice, muchas veces es necesario tomar otro como referencia, y en el caso de la prima de riesgo española, se toma el bono alemán a 10 años. ¿Por qué? Porque además de ser altos, rubios y usar gafas de colores, los alemanes tienen una deuda que se considera estable y segura. Es decir, cuando Alemania va al mercado del dinero a pedir dinerito (en este caso, que debe pagar en 10 años), los inversores le piden un recargo a cambio bastante bajo, porque creen que Alemania se lo va a poder pagar sin muchas dificultades en el plazo estipulado. Para que lo veamos claro, el recargo (o rentabilidad) que le pedían a Alemania el 20 de julio de 2012 por un bono a pagar en 10 años era del  1,16%.

Mientras, ese mismo día, el interés que le pedían a España por el bono a 10 años era del 7,26%. ¿Me seguís? Ok…

Ya estamos cerca del final… Entonces, la prima de riesgo de España se obtiene cogiendo el recargo que le piden (726) y restándole el recargo alemán (116). Es decir: el 20 de julio, la prima de riesgo española era de 610 puntos.

Ahora que ya sabemos cómo funciona, ¿qué consecuencias tiene una prima de riesgo elevada? Aquí entra en el escenario el déficit público fijado desde el año pasado en la Constitución. España tiene un límite de déficit fijado por la Unión Europea en función de su PIB. Cuando España acude al mercado del dinero a pedir pasta y los inversores le exigen un recargo mayor que en las semanas anteriores, su déficit crece. Pero no olvidemos que la ley ya lo está limitando. Para poder cumplir con ese límite, hay que recortar de otro sitio…

Ese otro sitio, según el gobierno del PP y el anterior del PSOE, se encuentra en la Educación, la Sanidad, salarios de los funcionarios, ayudas públicas, etc. Y además, suben impuestos como el IVA para aumentar los ingresos del Estado. En lugar de coger dinero de donde sobra (las grandes fortunas, las grandes empresas, etc.), se ensañan con la gran mayoría de la población, que ve cómo su poder adquisitivo continúa disminuyendo. Por tanto, el consumo cae, las empresas dejan de generar puestos de trabajo, el paro aumenta (con el consiguiente crecimiento de las prestaciones por desempleo)… y entramos en un bucle del que es muy difícil salir.

Ante esta situación, los inversores, lejos de pensar que España puede pagar su deuda, aumentan los recargos, por lo que el déficit se sigue disparando. Y el bucle se vuelve ya imposible. Con la política económica del PP y del PSOE, no vamos a salir de esta situación a corto ni a medio plazo. Al fijar el déficit en la Constitución, el gobierno terminó de atarse las manos y poco puede hacer frente a los movimientos especulativos de los inversores nacionales e internacionales. Entonces, ¿quién nos gobierna? Ya podéis sacar vuestras propias conclusiones…

 

Fuente: http://www.primaderiesgo.com/

Esta entrada fue publicada en Asamblea de Montecarmelo, Economía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La prima de riesgo (explicada para todxs)

  1. ñ dijo:

    Hoy ha cerrado a 632 después de haber flirteado a 640. Un desastre. Predecible claro.

    Habría que mencionar de todas formas que esas “personas de traje con mogollón de pasta” que compran los bonos, compran dinero previamente al BCE, al 0.75%!!

    Aceptan unos intereses que artificialmente se hacen subir, a sabiendas de que no se podrán pagar, y cuando es evidentemente impagable, hacen presión y se impone la privatización de todo lo que se puede privatizar para hacer caja y sanear. Es entonces cuando empiezan a hacer de verdad negocios. Unos negocios redondos: infraestructuras, transportes, loterías, agua, puertos… ¿Por qué si no iban a tener a un experto en reestructuraciones y liquidaciones como De Guindos (ex de Lehman Brothers) al frente de Economía?

    Otros datos de primas de otros países hoy:

    Portugal 932
    Grecia 2.640 !!!
    Italia 516

    Hace no poco se decía que con más de 500 puntos ya te intervenían el país con todas las de la ley. Y eso es lo que ha pasado ya, un país intervenido de facto. Hace 200 años habríamos tenido una serie de guerras aquí en Europa, pero hoy en día, pueden esquilmar un país entero y arrastrar a la miseria a sus ciudadanos sin que se resienta la prensa deportiva o del corazón.

    El tema siguiente sería, ¿en qué punto decimos que la prima se ha pasado tres pueblos y dejamos de hacer el tonto con ella? ¿Es un 7% de interés en un panorama de recesión una cosa cabalmente posible? Supongo que para los acreedores, incluso deseable…

    Auditoria y repudio de la deuda ¡YA!

    Los griegos llevan tres años de calvario. Aprendamos de sus penas, no dejemos que ese futuro nos llegue.

    • Pilar dijo:

      Muy bien explicado para gente como yo que no terminaba de comprender el porque de tanto barullo. Muchas gracias, pilar

  2. Vidal dijo:

    http://elpais.com/elpais/2012/07/20/media/1342813748_662403.html. He recordado otra vez este articulo y espero que aporte más datos de una forma ágil y no muy aburrida. Gracias Alberto.

  3. Pingback: 7e-tuán BOLETÍN INFORMATIVO DE LA ASAMBLEA DE TETUÁN Nº 34

  4. santiago dijo:

    “Personas de traje con mogollón de pasta” hasta que he leido esto todo iba bien. Está claro que nuestros problemas están producidos como siempre por otros. Y siempre llevan traje y son muy malos y muy ricos.
    El problema es que somos un país pobre y nos pensamos que somos ricos y queremos vivir como esas personas a las que aborrecemos, si no acuérdate de como estaba España hace muy poquito de Cayennes, Mercedes y otros coches, despilfarros por todas partes y hasta nos reíamos de los que robaban.
    Ahora hay que pagarlos y nos quejamos de los demás.
    Tú prestarías dinero a España en estos momentos?? No creo.
    Pues no nos quejemos que otros no lo hagan, dejemos de llorar, de pedir y hacer las cosas bien de una vez por todas.
    Siento la charla.

  5. Rosa dijo:

    No considero que seamos un país pobre, estamos bombardeados de impuestos directos e indirectos, tasas, contribuciones, y no precisamente bajos, que van a las Arcas del Estado. Lo que pasa es que las personas que los administran son un atajo de despilfarradores prepotentes que se piensan que viven en los mundos de Yupi, o en el Pais de las Maravillas. A ver si es necesario endeudarse por construir aeropuertos peatonales, ciudades de Artes y Ciencias que solo dan pérdidas, Parque se Atracciones endeudados, Ciudades de Cultura interminable y un gran etc, asi como grandes eventos ostentosos y opulentos, cuando no nos lo debemos de permitir. Cuando en los hospitales ya falta hasta las gasas, en los institutos nuestr@s chaval@s están en barracones, se niega la dependencia, se le insulta al parado y disminuyen funcionari@s y personal laboral meritorios y capaces, y aumentan eventuales (esos elegidos a dedo) que sus sueldos triplican o cuatriplican los de los dos anteriores. No es justo perdonar el 90% a los defraudadores fiscales y subirles el material escolar del 4 al 21%. Y tantas y tantas cosas más…NO HAY JUSTICIA.

  6. Virata dijo:

    Tiene gracia lo habitual que resulta echarle la culpa a “Personas de traje con mogollón de pasta” , en vez de asumir los propios errores. Yo personalmente no visto de traje, ni tengo mogollón de pasta (unos humildes ahorros nada más), y compro y he comprado deuda pública (el estado da mejor interés que la mayoría de los bancos). Si España es incapaz de encontrar financiación es porque no tiene credibilidad, en parte por la inutilidad o falta de “cojones” de nuestros políticos, más preocupados por salvar su culo que de tomar las mejores decisiones para el país (como ZP tirando dinero por la ventana mientras negaba la crisis o Mariano negando un inevitable rescate); en parte por la cultura de fiesta y ladrillo que existe en este país, alentada por nuestros políticos y muy jaleada por el pueblo, una cultura empresarial que mata la posibilidad de que florezca una industria moderna e innovadora; y en parte por ese carácter latino del Español, que está esperando a que llegue la hora para que se le caiga el boli y poder ir a pasarlo bien (admitamoslo, en los países donde se hacen las cosas bien este tipo de actitudes molestan, y es lógico que no quieran prestarnos la pasta). Junto a estos ingredientes, añádase una cantidad desmesurada de funcionarios surgidos de la aberración del sentido común que es el estado de las autonomías, que multiplica la corrupción política por 1000 (simplemente porque requiere muchos más políticos para funcionar), y uno se encuentra con un país que, simplemente, no sabe andar solo, y cuando intenta dar tres pasos seguidos, siempre es en la misma (y equivocada) dirección (la del ladrillo).
    Por último, asumir que el mito de que meter mano a las las grandes fortunas, las grandes empresas, etc. no va a solucionar nada. Primero porque no es una posibilidad real, porque las personas que hay detras de estas fortunas, al verle las orejas al lobo, tienen instrumentos (legales y no legales) para sacarlas del país, y con este tipo de medidas lo único que se consigue es ahuyentar la entrada de capital al país. Personalmente, creo que hay que apretar más al que más puede dar, pero con mucho cuidado, porque para ellos es muy fácil largarse y que a los demás se nos quede cara de idiotas. Segundo, porque estas grandes fortunas, son pocas en número, y, aunque le quiten 10.000 mill de euros a Botín y sus amigos (y esto es mucho dinero para los cuatro amigos que son), el agujero a tapar es mucho mayor, y es cuando los políticos empiezan a quitarle 1000 euros a cada uno de los 40 mill de Españoles (por matemáticas 40mill.pers*1000euros/persona = 40.000 mill >> 10.000mill de Botín y amigos). Así que, simple y llanamente, para tapar el agujero de la deuda vamos a tener que mojarnos todos el culo, unos más y otros menos, pero todos. Hasta que fuera de España no vean que estamos dispuestos a mojarnos el culo para salvar nuestro propio país, a subirnos los impuestos sin torcer el gesto y a pagar por los errores cometidos durante los años del ladrillazo (aunque muchos de nosotros no hayamos tenido que ver en esas decisiones, yo personalmente era un estudiante), hasta entonces no vamos a poder recuperar la credibilidad. Pagar por los errores de nuestra clase política y de los que dirigen el país es duro y sabe mal, pero visto de un modo práctico no nos queda más remedio que hacerlo, porque aunque nos podemos rebelar contra nuestros políticos, lo cierto es que fuera perdemos credibilidad, y lo cierto es que necesitamos una mano amiga que nos ayude a convertirnos en un país moderno.
    Así que, sin querer disculpar la inutilidad de nuestros políticos, ni la avaricia de nuestros banqueros, creo que no está de más hacer autocrítica y asumir nuestros errores como individuos y como país, a lo mejor así nos va mejor.

  7. Alberto dijo:

    Bueno, el post se limita a hablar de la prima de riesgo y de sus consecuencias, no de los culpables de la crisis ni la situación de los millones de personas que viven en España (españoles y no españoles).

    Estoy completamente de acuerdo en que en situaciones de dificultad, todxs debemos arrimar el hombro… pero todxs!! No es justo que, para aumentar la recaudación tributaria, se suban impuestos indirectos como el IVA: unas gafas graduadas cuestan lo mismo para mí y para Botín, pero estoy seguro de que no va a afectarle a su economía mensual igual que a mí. La autocrítica es necesaria, sí, pero parece que sólo la hacemos los mismos… Y si no, escuchen las declaraciones de Rodrigo Rato hoy mismo ;-)

  8. Pingback: BOLETÍN COMUNICACI​​ÓN LA CONCE 25 de julio de 2012 | Asamblea Popular del Barrio de la Conce

  9. Pingback: 7e-tuán BOLETÍN INFORMATIVO DE LA ASAMBLEA DE TETUÁN Nº 34. | Asamblea Popular Arganzuela | Toma los barrios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.